Territorio de Santa Elena

Contexto histórico de nuestro arte

De los Andes a los andenes de la metrópoli

Ubicada en el Oriente Antioqueño, Santa Elena es uno de los cinco corregimientos (zona rural) de la ciudad de Medellín.  Sus veredas pertenecen a cuatro municipios: Medellín, Envigado, Guarne y Rionegro.

Desde finales del siglo XIX este territorio ya era considerado para la creciente metrópoli como la principal despensa de papa, flores, mora, fresa, verduras, hortalizas, leche, productos del bosque, carbón de leña y materiales para alfarería y cerámica.  La romería de los silleteros que descendían por cuatro caminos diferentes hacía el principal mercado de Medellín, ubicado en la Plaza de Cisneros al lado de la estación del ferrocarril, generaba curiosidad y admiración entre los citadinos y visitantes de la capital.  Una historia caminada de generación en generación, llevando el peso de la tenacidad y la pujanza paisa a sus espaldas.  “Cuando pasa un silletero es Antioquia la que pasa”.

La admiración unida a la tradición de celebrar sus fiestas municipales alrededor de un producto tan apreciado como las flores, cultivadas en Santa Elena, elevó a la categoría de manifestación artística un oficio que data de la época de la colonia en los Andes, desaparecido pero preservado por una comunidad de silleteros desde hace más de un siglo. Los Silleteros de Santa Elena, íconos de la Feria De Las Flores, se convirtieron en Patrimonio Inmaterial De La Nación.

Datos importantes del territorio

Santa Elena, es un territorio cultural conformado por el corregimiento de Santa Elena de Medellín, ubicado al oriente de la ciudad, donde también pertenecen diferentes veredas de los municipios de Guarne, Envigado y Rionegro.

El territorio que pertenece a Medellín cuenta con una extensión de 70.4 Km2; distribuidos en once veredas:  Media Luna, El Placer, Piedra Gorda, Barro Blanco, Mazo, Piedras Blancas, El Plan, El Llano, Parte Central, El Cerro y Las Palmas. El municipio de Guarne aporta las veredas de San Ignacio, Barro Blanco y San Miguel y varios sectores como El Porvenir, La Palma y La Honda. De Envigado hacen parte de este territorio las veredas de Perico y Pantanillo; y de Rionegro pertenece la vereda la Quiebra. En total son 17 veredas que hacen parte de Santa Elena territorio cultural.

Santa Elena ha sido un territorio con historia desde la época prehispánica, donde se asentaron indígenas como los Tahamis y Aburraes, los cuales se dedicaban a la explotación de sal y oro. Luego, estas tierras fueron colonizadas por los españoles que también explotaron sus minas e iniciaron procesos de agricultura. Después llega la bonanza de la agricultura y la floricultura en Santa Elena a finales del siglo XIX y hasta mediados del siglo XX, época donde floreció el territorio y se convirtió en referente por los cultivos agrícolas y de flores, es ahí donde los campesinos de Santa Elena inician la práctica de transportar las flores y hortzalizas en las silletas, una silla adaptada para bajar con lo producido para la venta a la ciudad de Medellín y para comunicarse con los municipios de Guarne donde también vendían sus productos.