El oficio de ser Silletero

Ser silletero
Armazón de la silleta tradicional. Foto cortesía: Minkalabs Agencia Digital

Ser silletero es como un don más que dio Dios a mi vida, es una esperanza de vida, es llevar vida a muchísima gente a través de una tradición que llevamos a nuestras espaldas. – Luis Fernando Sánchez S.

Históricamente Santa Elena ha sido un territorio importante para el desarrollo y crecimiento de Medellín, es así como desde la época de la colonia la extracción de oro y sal eran las actividades económicas más importantes en el corregimiento y posteriormente, ya en el siglo XX, el cultivo de flores y hortalizas se  convirtió en el qué hacer de la región.

Dada las condiciones montañosas y la ausencia de caminos que comunicaran el territorio con la ciudad, los habitantes comenzaron a usar una silleta como medio para transportar verduras, hortalizas y personas. Así, durante años, se apreciaba la romería de silleteros cargando a sus espaldas toda clase de víveres y flores, lo que causó la curiosidad y admiración de los citadinos, dando paso a lo que hoy conocemos como el Desfile de Silleteros en la Ciudad de Medellín, una puesta en escena de una tradición ancestral y generacional.

Recomendamos leer: Historia del desfile de silleteros

Ahora bien, ¿Qué es un Silletero? Quién más que ellos mismos para definirse, quién mejor que ellos podría explicar la emoción y el arraigo de su oficio.

“Ser Silletero es el privilegio que tenemos pocos, es el título que le da un reconocimiento especial a las manos que se han encargado de transmitir esta tradición, es el trabajo de nuestros padres y abuelos donde está la realidad y la identidad de los antioqueños, es el amor, la familia, el orgullo, la fraternidad de unos pocos que hacen grande un país, es la pasión que siente un campesino por lo que hace y sabe, es la admiración que siente un artista cuando expone; estos son algunos de los sentimientos de un silletero que se quedan cortos para verdaderamente expresar un sentimiento que estará en mi corazón y en el de la familia que acompaña por siempre.”
Oscar Alonso Atehortúa Ríos, Silletero Categoría Tradicional hace 16 años.

“Soy silletero por con quien crecí, porque es la enseñanza de mis abuelos, mi padre, mi familia, mis vecinos; por la tierra en la que vivimos, porque todo esto es parte de mí y entre todos nos complementamos. Porque soy responsable de que continúe siendo así.  Soy silletero porque a través de las flores expreso lo que siento y lo que más me gusta hacer, las flores simplemente son la excusa para que muchas cosas sucedan, compartir con conocidos y desconocidos un talento, una historia, una forma de vida. Soy silletero, amo lo que hago y me encanta poderlo compartir con otros y que cada vez que lo haga pueda recibir una sonrisa o un aplauso.”
Fabián Atehortúa Hincapié, Silletero Categoría Emblemática hace 7 años.

“Cuando me preguntan que para mí qué es ser silletero, con orgullo respondo que es una tradición que heredé de mis ancestros, esa que florece cada año y llena de orgullo todo un pueblo.”
Huber Alberto Hincapié Rodríguez, Silletero Categoría Emblemática 3 años.

“Para mí ser silletero es como un don más que dio Dios a mi vida, es una esperanza de vida, es llevar vida a muchísima gente a través de una tradición que llevamos a nuestras espaldas, es como un ver como llenamos de alegría y esa alegría nos da satisfacción a cada uno de nosotros cuando llevamos nuestras obras de arte a nuestras espaldas.”
Luis Fernando Sánchez Soto, Silletero Categoría Monumental hace 6 años.

Disfruta nuestra galería del Desfile de Silleteros de 2016